La crisis no abate las monas << Noticias

Previsiones optimistas para la venta de monas

 

 

Los pasteleros gerundenses prevén vender entre 125.000 y 135.000 monas de Pascua durante la Semana Santa de este 2012. Según ha explicado el presidente del Gremio de Pasteleros de las comarcas gerundenses, Josep Costa, aun cuando el contexto de crisis hace que “la situación de la pastelería sea preocupante, la gente sigue celebrando estas fiestas” y, por lo tanto, se prevé que haya un número de ventas similar al del año pasado.

Costa ha explicado también que algunos pasteleros han optado por reducir algo las dimensiones, para poder ofrecer productos más económicos y así mantener el nivel de ventas. Aun cuando se trata de un producto cada vez más personalizado puesto que la gente la encarga y puede escoger diferentes estilos y formas, el precio medio por figura ymona está entre los 25 y los 75 euros.

Con respecto a los otros productos de pastelería de estas fechas, roscones y buñuelos, las ventas también son similares a las de otros años. Domingo de Ramos se vendieron alrededor de unos 130.000 roscones, según Costa, “quizás algo menos que otros años, pero mejor de lo que se esperaban los pasteleros”, por el contexto económico en el que nos encontramos. Si bien el más vendido es el típico roscón de mazapán, Costa ha añadido que hoy en día a la gente le gustan también otras variedades “más finas” cómo pueden ser los roscones de hojaldre con nata o trufa.

El otro producto típico, los buñuelos, aunque cada vez hay más pastelerías que lo preparan todo el año, “porque es un producto que se vende muy bien”, también se está comprando en cantidades similares a otros años. Este dulce, pero, permite una mejor previsión a los pasteleros dado que se empieza a ofrecer al principio de Cuaresma, siete semanas antes de Ramos y así permite ver cual será el ritmo de ventas y ajustar la producción. De buñuelos, los pasteleros también acostumbran a preparar de diferentes modalidades, ya sea de viento o los rellenos con crema.